ARCHIVO DE NOTICIAS Icon_datepicker

El Papa invita a los colombianos a caminar juntos y dejar los egoísmos

Viernes, 8 de Septiembre, 2017

8791cdfb70e8438fb9efd67ed249ddf9

Durante la Eucaristía celebrada en el Parque Simón Bolívar en Bogotá, el Papa Francisco exhortó a los colombianos a no tener miedo e ir mar adentro en busca de la justicia, la reconciliación y la paz.

 

Así lo manifestó en una multitudinaria celebración que congregó cerca de un millón de personas que asistieron al principal parque que tiene la capital colombiana.

El obispo de Roma advirtió, que en Bogotá como en otras ciudades del mundo, “hay unas densas tinieblas que amenazan y destruyen la vida”. Así mencionó los intereses personales, el egoísmo, el irrespeto, la sed de venganza y el odio que vuelven insensibles a las personas ante el dolor de las víctimas.

Frente a estas tinieblas el Papa recordó que Jesús las disipa y destruye con su mandato de ir mar a dentro.

DESCARGAR HOMILÍA

“La palabra de Jesús tiene poder para convertir corazones, cambiar planes y proyectos. La palabra de Jesús es una palabra probada en la acción, no es una conclusión de escritorio de acuerdos fríos y alejados del dolor de la gente. Sirve para la seguridad de la orilla como para la fragilidad del mar”, afirmó el Sumo Pontífice.

El Papa afirmó que en Colombia se encuentran “multitudes de personas que anhelan una palabra de vida que ilumine con su luz todos los esfuerzos y muestren el sentido y la belleza de la existencia humana”.

En ese marco, invitó a ser capaces de confiar en el “Maestro cuya palabra suscita fecundidad, incluso allí donde la inhospitalidad de las tinieblas humanas hace infructuosos tantos esfuerzos y fatigas”.

El Papa llamó para que los colombianos se llamen unos a otros y se hagan señas, al igual que los apóstoles. “Deben volver a ser hermanos, compañeros de caminos, socios de esta empresa común que es la patria”, señaló.

Finalmente, animó a “impulsar el riesgo compartido” y no tener miedo de “arriesgar juntos”. Jesús nos invita a dejar nuestros egoísmos, perder nuestros miedos que no vienen de Dios, que nos inmovilizan y retardan la urgencia de ser constructores de la paz y promotores de la vida”, concluyó.

Fuente:Conferencia Episcopal de Colombia


© 2018 Arquidiócesis de Barranquilla - Todos los Derechos Reservados. Powered by Logo_dx