ARCHIVO DE NOTICIAS Icon_datepicker

"Llegué feliz y así me voy": Monseñor Jairo Jaramillo Monsalve

Sábado, 25 de Noviembre, 2017

Dsc-0314

Con Eucaristía, exaltaciones y actos culturales, el Atlántico despidió a Monseñor Jairo Jaramillo Monsalve en la Catedral María Reina

En la mañana del sábado 25 de noviembre, en la Catedral Metropolitana María Reina, atlanticenses celebraron Eucaristía en Acción de Gracias por la vida episcopal de Monseñor Jairo Jaramillo Monsalve, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Barranquilla.

En el marco de la Solemnidad de Cristo Rey del Universo, se concluyó para la Iglesia Universal el año litúrgico, y para Monseñor Jairo Jaramillo Monsalve, su ciclo en el Departamento del Atlántico luego de siete años intenso ministerio episcopal.

Monseñor Jairo, nació en Antioquia pero ha sido tanto el cariño recibido en este Departamento que se siente un hijo adoptivo de Barranquilla.

Desde el inicio de su episcopado, el 10 de diciembre de 2010, dejó ver su preferencia por los pobres, no escatimó esfuerzos para contribuir a procesos de transformación social, impulsar la educación y continuar el fortalecimiento de la vida pastoral en el territorio atlanticense.

En su homilía el prelado expresó “muchas gracias por su fraternidad y cercanía, les pido que reciban a Monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz como me han recibido a mí, que estén unidos siempre a él”; Así mismo, reiteró que llegó a Barranquilla feliz y que se va feliz, porque obedecer es cumplir la voluntad de Dios.

El Administrador Apostólico recordó el compromiso adquirido con los hermanos vecinos de Venezuela “Le he pedido a los párrocos que estén atentos a esta necesidad”.

Evocó las palabras de Su Santidad, el Papa Francisco diciendo, “el Cristo de la Esperanza de América Latina, tiene rostro femenino; queridas mujeres, ustedes son protagonistas de la Iglesia, son transmisoras de la fe".

En signo de gratitud, la Iglesia particular de Barranquilla destacó entre muchos frutos siete signos de su misión episcopal en el Departamento, entre los que se evidenció: el fortalecimiento de la Pastoral Social, la renovación de las Estructuras Pastorales, con el nacimiento de 19 parroquias; el fortalecimiento de la vida religiosa, siendo cofundador de dos experiencias que tienen como cuna esta Iglesia particular, las religiosas Misioneras de la Sagrada Familia y las Hijas Misioneras de la Sagrada Familia; como también recibió, en nombre de la Iglesia, los votos perpetuos de la comunidad de la Sociedad de Cristo.

Se destacó además el fruto de laicos mejor formados para el servicio con el nacimiento del Centro Arquidiocesano de Formación para Laicos, Formalaicos. La ordenación de 16 sacerdotes durante su siete años de servicio y el fortalecimiento de la Educación Católica con el acompañamiento a la Fundación Arquidiocesana de Educación, Funade, la Fundación San Carlos Borromeo y la naciente Universidad Católica del Caribe.

En la celebración litúrgica estuvieron presentes el doctor Efraín Cepeda, presidente del Senado de la República junto a su señora esposa, el doctor Eduardo Verano de la Rosa, Gobernador del Atlántico, el Coronel Jeffer Casteblanco, Jefe del Estado Mayor de la Segunda Brigada del Ejército, el Teniente Coronel Jaime Ramírez, Jefe de Planeación de Cacom 3 y el Coronel Raúl Riaño, Comandante de la Policía Nacional.

 

Las Autoridades y la Academia se sumaron a este signo de gratitud; El doctor Eduardo Verano de la Rosa, Gobernador del Atlántico, exaltó al Señor Arzobispo con la Medalla Puerta de Oro de Colombia, máxima distinción de la Gobernación.

Por su parte la Universidad Metropolitana de manos de su rector Juan José Osío, concedió la Orden del Gran Pensador en Oro a Monseñor Jaramillo, quien en su misión como Arzobispo hizo parte de la Junta Directiva de esta universidad, debido a que hace 44 años la Arquidiócesis de Barranquilla acogió el llamado del Doctor Gabriel Acosta Bendeck y sus hermanos Eduardo, Alfonso y Jacobo para fundar tan prestigiosa universidad.

Finalizada la Eucaristía, la celebración continuó con un almuerzo en el Gran Salón de Comfamiliar sede Norte, donde la sociedad barranquillera, Presbíteros, Laicos y colaboradores de las Instituciones Arquidiocesanas, rindieron homenajes  a quien a partir del próximo 9 de diciembre, fecha en la que se posesiona Monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz, será el  Arzobispo Emérito de Barranquilla.

  

 


© 2018 Arquidiócesis de Barranquilla - Todos los Derechos Reservados. Powered by Logo_dx