PLAN PASTORAL

¿Qué es el PDR/E?

PROCESO DIOCESANO DE RENOVACIÓN Y EVANGELIZACIÓN

Icon_pdr_e

Es un proceso integral a nivel diocesano que busca poner en marcha el modelo de Iglesia que plantea el Concilio Vaticano II.

Es así una IGLESIA EN COMUNIÓN, que se expresa en espacios de integración de las diversidades en los que participan todos los bautizados como pueblo, como pequeñas comunidades, como familias.

Espacios en donde se manifiestan las originalidades según los dones, los carismas y servicios de cada uno, para que así se viva la fraternidad y la solidaridad entre todos los miembros del pueblo de Dios.

Una IGLESIA EN PARTICIPACIÓN, en donde todos colocan al servicio esos dones, convirtiéndolos en carisma en cada una de las múltiples estructuras de comunicación, de diálogo, de propuesta, de decisión, de actuación y de implementación en los cinco niveles de la Evangelización.

Una IGLESIA EN MISIÓN, de que ella es Sacramento de Salvación para el mundo, que está llamada a dar frutos para el mundo en que vive y se esfuerza por transformar su realidad y responder a los retos de la evangelización integral.

En donde todos los miembros de la diócesis —Obispos, Presbíteros, Religiosos y Religiosas, Laicos— en un camino de estrecha comunión y participación con sentido misionero.

Todo el proceso de evangelización está animado por una fuerza transformadora: la espiritualidad de comunión, que se basa en la vivencia de la comunión que lleva a la construcción de la Iglesia como comunidad de comunidades.

¿De Dónde Venimos?

Hace más de veinte años un grupo de obispos, presbíteros y laicos colombianos, se reunieron para reflexionar —acompañados y asesorados por miembros del Movimiento para un Mundo Mejor fundado por el Padre Ricardo Lombardi S.J. en 1956— sobre cómo traducir en estilo de vida y de acción la visión de la Iglesia surgida después del Concilio Vaticano II, y sobre cómo evangelizar a los cristianos que se sienten al margen de la Iglesia. Luego de una seria y profunda reflexión teológico-pastoral sobre la identidad de la diócesis y a partir de la constatación práctica de que la diócesis es la que comprende y abarca la realidad plena de la única Iglesia de Cristo como Iglesia Particular.

Es así que esta propuesta de renovación parroquial se convirtió en el PROCESO DIOCESANO DE RENOVACIÓN Y EVANGELIZACIÓN (PDR/E), que busca involucrar en el proceso de evangelización a todas las realidades existentes en el nivel diocesano: personas, grupos, organismos y estructuras.

Hoy este proceso es seguido por cerca de 25 diócesis de Colombia y en más 25 diócesis de Colombia y en más de 120 diócesis de 45 países de los 5 continentes.

En octubre de 1999, en reunión general de Presbiterio, se elaboró el punto de partida para la puesta en marcha de la MISIÓN ARQUIDIOCESANA y se tomó la decisión de “poner a la Arquidiócesis en estado de misión”, adoptando los lineamientos fundamentales del Proceso Diocesano de Renovación y Evangelización PDR/E.

Para este tiempo la Iglesia universal, guiada por el papa Juan Pablo II, alistaba la celebración del Jubileo por los 2000 años del nacimiento de Cristo, Nuestro Señor.

El entusiasmo de la celebración jubilar, permitió a esta Iglesia particular, adoptar la metodología prospectiva bajo las indicaciones del PDR/E que en ese momento se adelantaba con grandes logros en varias diócesis del país.

El inicio permitió crear las estructuras pastorales básicas para continuar –en una etapa previa que se prolongó hasta el 7 de Julio de 2002, día en que la Arquidiócesis celebró con júbilo los 70 años de su creación como Iglesia Particular– la renovación profunda a largo plazo de la tarea evangelizadora.

Con el apoyo del “Punto de Partida”, elaborado por todo el presbiterio, y bajo la guía permanente del EDAP (Equipo Diocesano de Animación Pastoral, creado desde finales de 1999), se vivió la Primera Etapa, con el compromiso de ir elaborando, con la colaboración de todos los animadores de la evangelización, el PLAN GLOBAL ARQUIDIOCESANO DE NUEVA EVANGELIZACIÓN que permitiera cumplir la misión: llevar el Evangelio a todos los habitantes del Atlántico, territorio en el que peregrina la Arquidiócesis de Barranquilla.

Del 2002 hasta finales del 2005 —cuando empezamos la segunda fase de la primera etapa— se trabajó duramente en la elaboración de este PLAN que hoy se ofrece a todos los católicos de nuestra Arquidiócesis.

La estructura del PLAN GLOBAL ARQUIDIOCESANO DE NUEVA EVANGELIZACIÓN consta de tres grandes partes: El ideal, el estudio de la realidad con su correspondiente diagnóstico y el itinerario o recorrido operativo.

© 2017 Arquidiócesis de Barranquilla - Todos los Derechos Reservados. Powered by Logo_dx